La seguridad alimentaria ante la Covid19

El reto de la Covid19 para las empresas alimentarias: cómo garantizar la seguridad alimentaria y medidas excepcionales en la lucha contra el coronavirus

Publicado: 24 Junio 2020
La seguridad alimentaria ante la Covid19

Introducción

Es normal que nos preguntemos cómo está afectando la pandemia del coronavirus en la seguridad alimentaria y la manipulación de alimentos. La seguridad alimentaria se ha visto seriamente afectada como consecuencia de la Covid-19. Hasta ahora, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), no muestra un deterioro alarmante. Sin embargo, cada vez son mayores los retos logísticos. Por lo tanto, se requiere una respuesta global a esta epidemia.

La realidad a causa de la pandemia es diferente en cada país. Mientras en unas naciones los casos disminuyen, en otras crecen indiscriminadamente. No hay que dejar de lado aquellos donde la enfermedad repunta después de haber disminuido el número de contagios.

Lo que sí es cierto es que en algún momento se controlará la propagación del coronavirus, pero no sabemos cuándo será. Aquí podrás informarte de algunas de las claves alimentarias en la lucha contra la COVID-19 y cuáles son las medidas excepcionales que nos exige.

¿Se transmite el coronavirus a través de los alimentos?

La Organización Mundial para la Salud (OMS) dejó claro que el contagio es de persona a persona. Es por esa razón que se insta a mantener el distanciamiento social, acompañado de una higiene adecuada en las manos.

Hasta este momento, no existen pruebas sobre la transmisión de la Covid-19 a través de los alimentos. Asimismo, se descartó la posibilidad de contraer el virus por consumir carne de origen animal.

Al mismo tiempo, hay que dejar claro que el coronavirus necesita de un huésped humano para multiplicarse. Las pruebas científicas dieron como resultado que no es posible que se trasporte en los envases o paquetes.

Ya que este peligro queda descartado, se deben fortalecer otros aspectos, como la operatividad de las fábricas y el transporte.

¿Qué medidas deben seguir las personas que trabajan en el sector alimentario?

El primer paso para la seguridad alimentaria es que los trabajadores de las diferentes áreas de manufactura y comercialización conozcan a fondo las vías de contagio de la Covid-19. De esta manera, cuidarán su salud. Por lo tanto, es imperativo que utilicen todos los equipos de protección personal, e incrementen las normas de higiene.

  • Los guantes y las mascarillas serán los principales utensilios. Los cuales deberán cambiarse con regularidad. Al retirarlos tendrán que lavarse las manos y la cara.
  • Usar frecuentemente gel antibacterial a base de alcohol. Preferiblemente, con una concentración de más del 70%.
  • Cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar. Puede ser con la parte interior del brazo o con pañuelos desechables.
  • Desinfectar constantemente las superficies y puntos de contacto.
  • Es fundamental que no tengan contacto con personas infectadas por Covid-19.

La manipulación de alimentos y el coronavirus

Como ya se aclaró, el coronavirus no se puede contraer por medio de los alimentos. Pero seguir hábitos saludables para manipularlos es primordial para permanecer sanos.

Por ejemplo, cuando estés en casa debes mantener los productos perecederos bien refrigerados. Cocinar a temperaturas adecuadas, por un tiempo prolongado sin olvidar mantener las manos limpias en todo momento.

La contaminación cruzada debe evitarse al máximo; hay que mantener separados lo crudo y lo cocinado.

Sumado a todos los consejos anteriores, las personas que trabajan en los comercios minoristas deben limitar el número de personas en el establecimiento. Ofrecer a los clientes una loción alcoholada para las manos y limpiar a menudo mostradores y anaqueles. Es recomendable que procuren la distancia física y el uso de mascarillas.

Sería de gran ayuda evitar exponer productos sin envolver, como por ejemplo el pan.

La prevención en servicios de restauración

En los países que decretaron el confinamiento para frenar los avances del Covid-19, se optó por cerrar restaurantes y demás establecimientos de venta de comida preparada.

En la etapa de flexibilización en la que se permite la apertura a servicios de restauración, se deben tomar medidas adicionales para la prevención. La de mayor importancia es la limitación del aforo, que se traduce en menos mesas y menos comensales.

Esta reducción en las operaciones puede ir de 40% a 75% de la capacidad de funcionamiento.

Este índice dependerá del horario de atención, y debe tomar en cuenta las áreas de servicio en las que se divida el local. Por ejemplo: barra, mesas, terrazas, fumadores, no fumadores, entre otras. Con esto se podrá cumplir con la distancia de dos metros entre personas.

Por otro lado, la actividad en la cocina en pro de la seguridad alimentaria es extrema. Como ya se ha mencionado todo debe estar desinfectado, incluyendo los utensilios de cocina.

En cuanto a la mantelería, se puede implementar el uso de descartables. Conviene subrayar, que el servicio “delivery” o para llevar será la mejor opción mientras exista amenaza de contagios.

Medidas excepcionales para la cadena alimentaria

Ya sea pronto o a largo plazo, la industria de los alimentos debe estar garantizada al 100% en toda su línea de producción y distribución. Por este motivo, es importante estudiar el reto que esto significa para los estados; pues en esta lucha se unifican dos aspectos vitales para la humanidad: salud y alimentación

La industria alimentaria debe comprometerse a que se cumplan los protocolos sanitarios correspondientes. Mientras que los consumidores tienen que continuar respetando las medidas de prevención que se difunden ampliamente.

La principal, es lavarse las manos con abundante agua y jabón durante al menos 20 segundos. Esto se debe hacer antes, durante y después de preparar la comida. También hay que practicarlo antes y después de comer, y al salir del baño.

Los riesgos de paralización de la economía a causa de la pandemia están presentes. Son necesarias medidas de apoyo para la cadena alimentaria. Los agricultores son el punto de inicio, estos deben aumentar su productividad.

Para ello, se requieren planes excepcionales de transporte y canales de comercialización. Los gobiernos tienen que consolidar planes que fortalezcan los eslabones más débiles para que funcionen sin obstáculos y con salubridad.

En cuanto a la importación y exportación se tiene que manejar bajo políticas especiales de comercio. El mundo no estaba preparado para esta experiencia, sin embargo se está superando con especial atención en la seguridad alimentaria.


Ampliar información:


© Copyright 2021, queseguridadalimentaria.com. Todos los derechos reservados.